Clientes

Perfil del cliente - CFR Line Ver todos »

Gente que mueve al mundo: CFR Line

Una actitud innovadora hacia la tecnología, combinada con un deseo ambicioso de crecimiento le permitieron a CFR Line expandirse de una oficina pequeña en Nueva Zelanda a siete oficinas a través del Pacífico.

CFR Line de Nueva Zelanda comenzó su trabajo en la logística y expedición como una operación de cinco personas en una oficina compartida. Dos años más tarde, se mudaron a una oficina más grande con diez empleados. En la actualidad, el negocio de CFR Line se extiende a través de Oceanía con siete oficinas y 70 personas, y la compañía todavía no celebró su décimo cumpleaños.

Sin embargo, este tipo de expansión drástica no sucede fácilmente. Cuando una compañía crece su negocio más rápido de lo que puede desarrollar sus recursos, las cargas de trabajo tienden a incrementar también, lo que hace más difícil que un equipo pequeño pueda seguirle el ritmo a la carga operativa y contable.

“Ahí es cuando comienzas a trabajar más duro, pero hasta cierto punto, también pierdes más”, dice Sam Osman, el director de grupo. 

Es común que compañías en esta etapa de crecimiento sientan esta presión, para aquellos que ponen un valor alto en la atención al cliente, el entregar mercancías puede terminar siendo más importante que los asuntos internos, como ser procesar facturas. 

“Si no te ocupas de esas partes, comienzas de hecho a tirar dinero”, dice Osman.

Harold Hermans, el director general, tenía ambiciones internacionales para CFR Line desde el primer día y conocía los riesgos asociados con perseguir un crecimiento rápido cuando él y sus socios fundaron la compañía. Es por esta razón que Hermans eligió a CargoWise One para la infraestructura de TI de CFR Line.

“Queríamos un sistema que no tuviera limitaciones respecto al crecimiento; podemos literalmente crecer usuario por usuario y módulo por módulo”, dice. 

“Al principio comenzamos con expedición, luego agregamos aduana y luego logística. Y, por supuesto, desde el inicio, toda la contabilidad se realizó desde CargoWise”.

En sus propias palabras, Osman estaba “completamente en contra” de adoptar CargoWise One cuando comenzó a trabajar en CFR Line cuatro años atrás. Pero luego de ver la diferencia que hacía respecto a las operaciones de la compañía, se convirtió en un gran defensor de la plataforma.

“El gran momento de victoria sucedió cuatro años atrás”, dice. 

“Ahí fue cuando teníamos seis semanas para vaciar un almacén gigante y transportar todo a un segundo almacén que no estaba listo. 

“Durante el día estaba en la ubicación anterior ayudando con la carga de los contenedores para sacar el producto. Y durante la noche, estaba en CFR vaciando esos contenedores”.

Pero, como todos los que trabajaron en logística de terceros saben, el negocio no para solo porque tú tienes que preparar un almacén nuevo. 

Como explica Osman, “No les puedes decir a tus clientes, ‘No podemos despachar la mercancía’, o ‘Paramos porque estamos realizando el inventario’. El negocio debe seguir”.

“Ese fue mi gran momento, el hecho de que logramos eso. Pudimos mover esa cantidad de producto en seis semanas y a la vez continuar el negocio diario.

“Eso fue un desafío, y el hecho de que lo logramos sin fallas, fue un gran esfuerzo de todo el equipo”.

Además de permitirle a CFR Line expandirse de forma continua, CargoWise One también le permitió a la compañía lograr otro desafío que enfrentaba en Nueva Zelanda: ingresar a un mercado ya lleno de transitarios multinacionales mucho más grandes.

Equipada con CargoWise One, CFR Line pudo ofrecer todos los bombos y platillos que vienen con un negocio global completamente integrado y a la vez mantener la atención al cliente excelente y de nivel de boutique que se espera de un proveedor local.  

“Los clientes extranjeros pueden ver su inventario en nuestro almacén”, dice Hermans. 

“Pueden ver las órdenes en vivo. Pueden realizar sus órdenes en vivo en nuestro sistema. Es el mismo sistema que también se encarga de las expediciones. Entonces, si un cliente pide 
un producto en Alemania o China o Estados Unidos, las órdenes se rastrean desde estas fábricas...hasta el punto de entrega del cliente”. 

“Los clientes tratan con una compañía de tamaño medio. Pero piensan que tratan con una multinacional. Y es ideal...es perfecto”.

La compañía logró mucho en un período corto de tiempo, pero Hermans y Osman no son del tipo que se duerme en los laureles. Para CFR Line, el próximo gran momento está a la vuelta de la esquina.

“Crecimos muy rápido”, dice Osman. 

“Siento que nos tenemos que enfocar en limpiar, en organizar las cosas. Eso permitirá que nuestro centro se haga más fuerte y luego que podamos avanzar de gran forma”.

Historia del cliente anterior:

Andes Logistics

Con la mejor tecnología que empodera a su servicio, Andes Logistics está ganando terreno sobre sus competidores en la carrera de logística de América del Sur.

Historia del cliente siguiente:

John Good & Son Ltd

Luego de 180 años en la industria, John Good Shipping está descubriendo formas de balancear una reputación que transciende generaciones con las demandas de una industria que evoluciona rápidamente.